Cubiertas automáticas

Las cubiertas rígidas para piscina, además de representar un ahorro de agua y mantenimiento, son un elemento de seguridad fundamental, ya que la solidez de sus láminas ofrece mayor seguridad ante la caída de personas o animales domésticos, manteniéndolos en la superficie.

Aun así, hay que tener en cuenta que las cubiertas no están diseñadas para jugar o andar sobre ellas. Su diseño y materialidad también ofrece ventajas en estética y conservación de temperatura, ya que sus láminas además cumplen una función de captación y aislación de temperatura que ayuda a mantener el calor del agua durante la noche.